No soy monedita de oro, y ¿tú?

Feliz 11 de enero del 2018, sí, no les di el abrazo de año nuevo y no pienso desearles feliz año a estas alturas, ni que fuera un tipo maniacón llegando a saludar a la cajera del banco #trueStory, pero ustedes siempre lo han sabido rubiecitxs #esqueyolosamo.

Pude haber empezado el año contándoles todo lo relacionado a cumplir sus propósitos del 2018, pero mejor les contaré mi primer aprendizaje del 2018: cómo ser feliz al no ser monedita de oro. Antes de terminar el año, en uno de mis #cafecitosInstagrameros, (¿qué? ¿cómo que no me sigues en Instagram? @RUBIADELPUEBLO) les conté que no soy mujer de propósitos, probablemente porque los relaciono con ir al gym y no voy desde el 2005, pero lo que sí me propuse, más bien, me prometí, fue a ser más feliz haciendo lo que me gusta y aprender a decir NO a todo aquello que me quita tiempo y no me hace crecer en ningún aspecto.

Cuando empiezas a decir no, por más políticamente que lo hagas, el mundo se sentirá traicionado y probablemente te conviertas en una persona non grata, o sea, #caimegorda, lo cuál es lo más maravilloso que te pueda pasar en la vida. Te explico:

Cada mañana al revisar mis estadísticas en redes sociales, me daba cuenta que por cada seguidor que se sumaba, un seguidor moría por la paz y aunque eso me alejaba de mi adorado swipup y mi apellido Kardashian, me daba cuenta de los que se quedaban se quedaban con ganas. No es albur, aunque creo que me lo robé de alguna canción.

No a todos los usuarios les voy a caer bien, no a todos les gustará mi mensaje y estoy segura que muchos odiarán mi voz de pito, pero aquellos guerreros dispuestos a escuchar mi voz que a veces parece de Drag Queen estarán ahí porque quieren y por lo tanto, estarán más dispuestos a conectarse conmigo como a mi me gusta.

Y así es en toda la vida. En la escuela, en tu circulo de amigos, con tu familia, en tu trabajo, o en tu negocio. No a todos les tienes que caer bien. No todos los clientes son tu mercado. No todos los dogos están ricos. AY sorry, se me salió. No eres monedita de oro para caerle bien a todos. Y a veces la gente tendrá tiempo suficiente para decirle a otras moneditas que tú ni a centavo llegas y te estarán haciendo un favor, porque alejarás a las moneditas que se creen cualquier cosa y ¿quién quiere conectarse con alguien así en su vida? No, gracias.

Uno de los trucos para deshacerme de personas que no son compatibles conmigo es mostrando mi vulnerabilidad. Auch! Mostrarme real,  como soy, con mis debilidades, mis defectos y virtudes, amor y desamor, sorry, a veces olvido que no soy Lupita D’alessio. Ser yo, así tenga mis ojitos caídos y mis colmillos vampirezcos, me ha permitido conectar con amigos, compañeros, colaboradores y hasta clientes, porque son mis defectos los que me hacen diferente del resto.

Ser honesta con mis valores, mis pensamientos, lo que me gusta, lo que apoyo y lo que no, es un filtro automático contra personas porque no querrán llevarse conmigo, me dejarán de seguir, me enviarán algún mensaje raro que me hará prestar atención a cómo es esa persona y su madurez emocional, me alejarán de clientes indeseables y lo mejor, me acercará a quienes realmente me interesan.

No te claves si no puedes ser parte de ese grupo social, si tu crush no te pela, escucha a tu mente y a tu cuerpo si algo no te late al trabajar con un cliente, al irte en el carro con alguien,  escucha tu sexto sentido, el 99.9% de las veces es mejor decir que no, dejar ir y así ganas más de lo que pierdes. No seas monedita de oro, se tú y lo demás simplemente vendrá cuando sea el momento.

 

¿Qué opinan mis moneditas de oro rubiecitxs platinados? Amaría sus mensajes, comentarios y si compartieran mi artículo para ahora sí ser Kardashian, ah no, perdón, digo, para que algún rubiecito que aún esté perdido, nos encuentre.

 

#ESQUEYOLOSAMO

 

 

 

 

__________________________________________________________________________________________________________________________

B*TCH, STEAL MY LOOK!!!

Sweater: Vintage, era de mi mamá, pero encuentras algo similar en Forever 21 opción uno. Y Forever 21 opción 2. 

Jeans: Los míos de H&M, pero no tiene tienda en línea, así que les dejo estos de Zara en rebaja.

Booties: Los míos de Aldo, tampoco tiene tienda en línea, pero les dejo unos de Schutique. BTW creo fielmente que este año vuelve el animal print.

 

4 comentarios

  1. ¡Argel! No podría estar más de acuerdo contigo, pero antes tengo que confesarte soy fan de tu manera de redactar <3 pero sí, totalmente de acuerdo contigo…yo crecí con el mal hábito de querer agradar, y lo tengo que confesar, y no lo digo de agradar a los grupitos cool de la escuela o así…mis papás son comerciantes y desde que tengo uso de razón me enseñaron a siempre recibir a la gente con una sonrisa, ser súper amable, etc..y claro, que no tiene nada de malo, pero luego te mala acostumbras, como sí trabajara en atención a cliente las 24 hrs, y pues no verdad jeje…y en cuanto aterrizado a lo que haces, o lo que cualquier persona hace en las redes de compartir, ¡que bonito es compartir! y que bonito es que no todos somos iguales, y como dices la gente que te sigue, si son 10 o 1000 te siguen porque conectaron contigo, como eres 100% auténtica…así que como decían en el 2003 "nunca cambies" <3

    Te mando un abrazote fuerte desde Mty,
    V.

  2. ¡Me encantó esta entrada!
    Completamente real todo lo que dices. En especial la parte de los defectos, creo que eso es lo que más nos puede hacer conectar. Sabernos imperfectos y mostrarnos tal cual. Todos tenemos nuestras inseguridades y miedos, no estamos solos en ello, TODOS lidiamos con algo así y creo que reconocer eso es muy importante.
    Sigue con esa esencia tan tuya, tan La rubia del pueblo <3 !!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: