Los límites en las redes sociales

Precisamente ayer estaba pensando en lo mucho que odio Whatsapp, lo sé, es una red social y aunque antes me he promulgado FAN de todo lo que tenga que ver con conectarse a través de internet, Whatsapp para mi es lo peor de lo peor. ¿Pero en realidad me disgusta una herramienta cuyo único objetivo es facilitar la comunicación o más bien lo que me disgusta son esos usuarios que deberían conectarse fácil y todo lo vuelven complicado? TIN TIN TIN! Estrellita, le atinaron, es la segunda.

Aunque todos usamos Whatsapp, su mercado más grande está compuesto por personas que no son nativos digitales, es decir, todas aquellas personas que no nacieron utilizando el Internet, ni los celulares, laptos, tablets, etc. O sea, tu mamá, tu tía, tu abuelita y todas las doñas y dones el mundo. Aunque ya existen protocolos de cómo llevar una conversación en Internet,  la mayoría los aprendimos durante el uso, pero para los no nativos digitales es algo que les ha costado bastante trabajo y por lo tanto, se olvidan de las reglas de interacción.

Y así, te encuentras a la mamá de tu alumno enviándote un wasap un viernes a las 10 pm para que le digas qué dejo de tarea para el día siguiente, interminables grupos de compañeros de trabajo que nunca leen los avisos, pero que les encanta compartir videos con sonidos de orgasmos, sí, esos videos que posiblemente creaste en tu pubertad para Facebook y por obra del hada Viral llegaron a ti 10 años después, si esto fuera una película romántica John Cusack estaría viajando a Londres para proponerme matrimonio. Y podría seguir con miles de ejemplos, pero sé que ustedes me entienden.

 

Sin embargo, Whatsapp no es la única red social con un negrito en el arroz, y por negrito no me refiero al tipo que nos manda una dick pic por haberle dado un like ultra random, aunque también va super incluído, más bien me refiero a todos aquellos que usamos las redes y por la facilidad, anonimato, lo que quieran, llegamos a pasarnos de la raya, porque aunque no lo sepan, sí, mis rubiecitxs, existen límites en las redes sociales.

 

Infidelidad virtual

Levante la mano quien ha sufrido de infidelidad virtual, un, dos, tres por mi y por todos mis amigos. Es algo tan sencillo, tan inocente, tan privado, tan desgraciadooooo. La infidelidad virtual está presente en la mayoría de las parejas y es la causa número uno en divorcios. Encontrar mensajes subidos de tono con Juan el Mecánico hasta parece parodia, y aún así sigue sucediendo.

 

Como les digo, las redes sociales nos permiten conectarnos y editar nuestra vida, es decir, mostrar cómo queremos proyectarnos hacia el mundo, nuestra versión mejorada con todo y honguito que te hace crecer como Mario Bros. Hombres y mujeres encuentran en estos encuentros virtuales una escapatoria a su día a día, a sus problemas o un experimento de egos.

Creen que al no existir un contacto físico o encontrarse a kilómetros de esa persona que en su vida han conocido, es un ser inexistente, pero, sorry, sí es real. Que no se lleve a cabo un acto sexual no quiere decir que no cause el mismo impacto que causa una infidelidad, ya que ese “juego inocente” puede convertirse en infidelidad emocional, y puede dañar la confianza y solidez de una pareja, hasta el punto de no recuperarse nunca.

Aunque muchas parejas utilicen la infidelidad virtual para mantener la llama encendida en su relación y la monogamia, es necesario establecer que tanto es tantito: límites. Si a ti te gustaría que tu pareja estuviera chateando en tono coqueto/sexual con un extraño cercano, esto podría funcionar, pero no quiere decir que como tú aceptarías tu pareja también. Es una decisión de ambos, no del infiel. Y es mejor hablarlo antes de hacerlo para quedar claros.

De nudes a otras cosas

Me creerían si les digo que estoy a favor de las nudes, enviar nudes va más allá del receptor, más bien es una forma de mostrar tu cuerpo con orgullo al mundo, porque seamos sinceros, hay muchas posibilidades de que esas nudes terminen en TMZ y bam! La próxima Kardashian. Pero antes de enviarlas procura exista una conexión con la persona, y por conexión me refiero a que mínimo te haya dicho send nudes. Si no las pide, ¿cómo para qué me gustaría tener la foto de algún miembro? ¿Lo imprimo y lo pongo en el refri para motivarme sobre lo que no quiero en la vida, o qué?

Lo mismo va con los que creen que un like significa send nudes o send algún comentario maniaco PARFAVAR!!! Mi estrategia en Instagram consiste en dar like a fotos random para hacerme notar y así aumentar mi audiencia, sí, soy de lo peor, sorry, le dije a mi mamá no me mandes a misa, no me inculques valores, no me van a servir para nada y efectivamente,  tan fácil que sería publicar algunas nudes de forma inocente y bam! La próxima Kylie Jenner, pero no, tengo que andar likeando fotos random y entre esos likes a veces se me salen a algún chico. ¡OH ERROR! Parece que le mandé DM rogándole por su atención. Un like es suficiente para que el tipo me hable, me mande mensajes y me diga hermosa, bella, linda, chiquita, baby… ¿neta? Mínimo léele, tienes mi nombre en el perfil y ¿sigues con tu cura de secundaria? No sé que espera un tipo con mensajes de esos, para sus técnicas les juro que si yo fuera lesbiana ya les hubiera ganado hace mucho tiempo.

En conclusión, un like, un me encanta, no significa te amo, quiero todo contigo, vamo a ser felices los cuatro, no.  Al menos en mi, significa que quiero que me sigas y seamos amigos por siempre como dice la Belinda.  Zac Efron esto no es para ti, no te agüites.

PROTOCOLO

¿Irías a la casa de un compañero de trabajo a las 11 pm? ¿NO? Entonces no mandes mensaje a esta hora. Cualquier asunto laboral debe tratarse en horario de oficina para evitar el estrés y la disminución de la productividad. Lo mismo sucede con emails, existen programadores para que mandes tus correos a primera hora en la mañana, así que si eres como yo, una mariposa nocturna, creo que eso se usa diferente, en fin, si eres como yo y te entra la inspiración en la noche, esa aplicación podrá ayudarte con el protocolo de tiempos. Con whatsapp, procura ser prudente con los horarios en los que te comunicas con personas que no son tus familiares o amigos cercanos.

Si tienes una tienda virtual ya sea en Instagram, Facebook o cualquier red, establece en tu perfil el horario de atención y ten en cuenta que entre menos información y detalles publiques de tus productos, más personas te estarán preguntando sobre ellos, y más posibilidad hay que de esos 10 que te preguntaron, 9 no sean tu cliente potencial y 1 que sí lo era, se cansó de esperar tu respuesta y encontró el producto en otro lado. Facilita la experiencia del comprador.  Si vendes en Instagram, please, no me pidas continuar la conversación  en Whatsapp o Facebook, no lo voy a hacer, me estás obstaculizando mi proceso de compra y no creo ser la única sangrona.

¡Ortografía! Sobre todo si usas las redes sociales para comunicarte con clientes o colaboradores, muestra tu profesionalismo e impecabilidad en tus palabras. No tienen idea la cantidad de personas a las que les he perdido el respeto por como me contestan un mensaje en Whatsapp. Soy sangrona, lo sé, pero para mi si tienes un negocio eso habla mucho de ti.

Contenido, vuelvo a sentirme de lo peor en este apartado, sorry, soy super millennial, si quisiera una frase motivacional con rosas que brillan y un piolín al lado, la tendría guardada en mi tablero de Pinterest. Si vas a compartir contenido ten en cuenta si será de ayuda para el quien lo recibe, ¿es actual? ¿es real? ¿agrega un valor a la vida? Si no, no lo compartas, a menos que en tu grupo estén purxs señorxs que disfrutan ver memes del 2012, si es así, tú date.

¿Qué te parecieron mis límites para redes sociales? ¿Me faltó alguno? Déjame tu comentario en cualquiera de mis redes sociales y recuerda,

sendnudez, ZAC EFRON!

#esqueyolosamo

 

 

 

 

_____________________________________________________________________________________________________________

B*TCH, STEAL MY LOOK!!!

Blusa: H&M

Jeans: Forever 21

Booties: Zara

Bolsita: Stradivarius

Ya no quiero hacer a Amancio rico 🙁 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: