Siento que estoy perdiendo el TIEMPO

Como algunos de ustedes sabrán soy como una super heroína, es decir, soy La Rubia del Pueblo y también tengo una vida secreta como maestra de inglés de universitarios, ok, no tan secreta, pero es una parte de mi que me gusta mucho y me permite estar en contacto con personas a diario que en ocasiones me brindan inspiración para escribir, y hoy fue un día de esos, ya que este día fue de escuchar “siento que estoy perdiendo el tiempo”.

Esta frase me hizo recordar todas las veces que sentía que perdía mi tiempo: clases, tareas, filas del banco, trabajos, relaciones, etc. Siempre he estado orgullosa de mi parte Millennial a la que le choca esperar y ve en la inmediatez la virtud más valiosa, pero escuchar “siento que estoy perdiendo el tiempo” de alguien más te hace pensar si en verdad lo has perdido.

¿En verdad has perdido tu tiempo?

Si estás en una fila interminable en un banco y al final no hay ningún postre de unicornio, juego mecánico y/o dinero por cambiar un cheque tengo que decir, sí, estás perdiendo tu tiempo, pero si lo tomas por el lado positivo ganas algo muy valioso:  paciencia.   Las filas de los bancos son lo peor del mundo y están desarrolladas para sacar lo peor de ti o fortalecer tu paciencia porque no puedes hacer absolutamente nada, no celular, no platicar, porque qué creepy, lo único que te queda es plantear soluciones sobre qué harías si alguien asaltara el banco, descifrar los secretos más profundos de los que hacen fila contigo, recordar toda la lista del super y tus pendientes, o sea, ejercicios mentales y si los haces en inglés, ufff! es el momento ideal para fortalecer tu cerebro bilingüe.

Pero, ¿puedes perder el tiempo en la escuela?  Yo ODIABA ciertas clases, soy una persona medio intensa, de las que les gusta su estrellita en la frente, así que siempre buscaba a los maestros estrictos que tuvieran algo que ofrecerme y aún así algunas veces sentía que ganaba más estando en mi casa viendo una serie. Pero es una clase, es obligatoria, y quieres tu título, así que la única solución es asistir y ser activo. Ser activo como estudiante se refiere a participar, cuestionar, investigar y no parar tu aprendizaje con lo que dice el maestro, sí, el maestro tiene que ver mucho en tu motivación sobre cierto tema, pero con tantos avances tecnológicos a nuestro alcance estar preparados y aprender es más fácil que antes. Hoy en día no necesitas saberlo todo, necesitas saber dónde buscar la información, cómo procesarla y comunicarla efectivamente, por eso es tan importante que uses la escuela como un experimento para tu vida laboral.

 

¿Pierdo el tiempo en el trabajo? Cuando sientes que estás perdiendo el tiempo en tu trabajo y no te da satisfacción es el momento de prestar atención a ti mismo y preguntarte si ese trabajo te está aportando algo o si ya es momento de cambiar. Todos crecemos, evolucionamos, cambiamos de opinión, si antes te gustaba algo, no quiere decir que al paso de 5 años seguirás con el mismo pensamiento. Lo mismo sucede con el trabajo, tal vez al inicio era un reto y te sentías motivado, pero con el paso del tiempo aprendiste y tu puesto te quedó chico, por eso existen los ascensos, para seguir motivándonos.

Un trabajo no es perdida de tiempo si sabes lo que te aporta, pero si te mantiene lejos de tus prioridades y no obtienes nada de eso, es tiempo de seguir adelante.

 

 

¿Y en el amor? Uffff! cuántas veces no hemos escuchado a amigxs decir es que perdí “inserte tiempo” de mi vida con él o con ella y en mi opinión no hay nada más errado que eso. Cada persona que se topa en nuestra vida nos dará un aprendizaje, bueno o malo, pero nos ayudará a ser lo que seremos en un futuro. El peor novio te enseñará que no quieres una pareja así por el resto de tu vida y tu alma gemela te enseñará lo que es el amor. Ese presente que estuviste con esa persona no es tiempo perdido, porque estuviste en ese momento malo o bueno, en ese lugar y con él o ella por algo. Y como dijo Steve Jobs,  bien parafraseado, obvio, si lo estás viviendo en este momento no lo entenderás o estarás triste o estarás super feliz, pero en el futuro cuando recuerdes eso que viviste con esa persona y seas maduro emocionalmente  entenderás el por qué sucedió de esa manera y no de otra.

El tiempo no lo perdemos, más bien decidimos en qué lo invertimos, la única manera de sentirte pleno con tu tiempo es estableciendo tus prioridades, tus pasiones, tus objetivos y alineando todo hacia ellos.  Teniendo esa visión de que todo lo que estás haciendo es para mejorar como persona y mantener tu salud mental, espiritual y física sentirás que cada minuto vale la pena, así estés rascándote la panza un domingo. Like por el final inesperado.

#esqueyolosamo

 

 

 

________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿TE GUSTÓ MI LOOK?

Vestido de encaje: Forever 21.  Puedes encontrar algo similar Ni al caso, pero me gustó. Opción 2 También ni al caso, pero me gustó.

Bolso: Stradivarius. 

Extensible: Stradivarius. 

Botas: Bershka 

 

 

1 comentario

  1. Es muy cierto, en este año me pasó lo mismo, renuncié a mi trabajo de tesis porque no me sentía motivada haciéndolo y otros motivos relacionados con el área a la que me inclinaré, y me sentí muy mal y egoísta por hacerlo y hacer perder tiempo a otras personas, pero realmente me sentí liberada al hacerlo. Gracias por compartir este tipo de temas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: