¿Cuándo comprar marcas de lujo?

Por si llevan tiempo leyéndome, se habrán dado cuenta que no soy una mujer high fashion y que la mayoría de mis looks son 100% low low cost, o sea baratitos, ¿para qué les miento? Y es que eso de hablar de marcas carísimas de Francia que cuestan más que la casa donde vivo como que no es muy factible, sin embargo, durante el reciente Insta Live que tuve, me preguntaron sobre marcas de ropa y me trajo a la mente este post que ya había perdido.

Como toda mujer que ama la moda, claro que no estoy peleada con las marcas de lujo, el chiste es incorporarlas sólo cuando en verdad vale la pena adquirirlas y  por valer la pena me refiero a que podamos dejar de comer tacos por usarlas. Si eres de las que sueña con la bolsa de 20 mil pesos de Chanel, pero que sabes que ni con el mejor viejito patrocinador podrías adquirirla, mejor no te traumes, no te vendas y sigue mis consejos sobre qué comprar.

1. Perfumes. Todos queremos oler rico, no conozco a nadie que diga, “íjole, qué rico oler a axila sudada” y eso sólo lo obtendrás con un perfume de buena calidad que esté diseñado para que dure. Entre más fino es el perfume, más tiempo dura su encanto y lo más importante es que no necesitas echarte la botella entera para que funcione. Marcas como Chanel, Dolce& Gabbana, Dior, etc.  tienen perfumes exquisitos, que cuando mucho llegan a tres mil pesos. En lo personal, yo sólo utilizo los perfumes finísimos en salidas especiales o los fines de semana, y me pongo alguno de una artista o de marcas no tan caras como Carolina Herrera o Donna Karan para uso diario.

2. Maquillaje. Hace ya unos días, el amigo de mi mamá llegó indignadísimo de Fábricas de Francia, porque no podía creer que habían ido él y mi mamá a comprarle el maquillaje Estée Lauder a la señora que ayuda con la limpieza, “¡Hasta la cachifa trae maquillaje fino y yo no”, decía impactado. Pero así debe de ser, el maquillaje es una inversión que aunque puede ser costoso y durarte muy poco, te asegura que tu piel no se llenará de arrugas tan fácilmente, cosa que cualquier mujer desea. Es un gustito, pero lo vale, tu piel y tu futura tú, te lo agradecerán.

3.  Lentes graduados. Hace algún tiempo tal vez fue secreto, pero ahora todo saben que si no traigo lentes mi mundo es un filtro de esos intensos donde no se les ve ni una línea de expresión… ni el color de ojos, ni nada. Mi ciudad es chiquita, pero tiene lo que yo llamó “la calle de las ópticas”, donde están como 5 diferentes, así que una tardefui a visitar cada una, aguanté a las vendedoras haciéndome las pruebas y seleccioné mis nuevos lentes. Allí descubrí que hasta los lentes más chafas valen más de dos mil pesos, así que si con mil pesos más podría comprarme unos de marca y más duraderos, pues so be it! Hace años ya tenía unos equis, y como cualquier chamaca primeriza que no pagó por lo que compró se me hizo fácil y me los ponía cuando quería, no los cuidaba y al tiempo ya los tenía todos rayados.  Así que si sabes que cuidarás tus lentes, no veo el por qué no ahorrar otra quincena y comprarte los duraderos, después de todo, son tus ojos.

4. Lentes de sol.  Al igual que los lentes graduados, los lentes de sol son necesarios para proteger nuestros ojos. Aunque en ocasiones aparezcan nuevas tendencias que no son eternas y puedes comprar a 20 pesos, sí es bueno invertir en unos lentes eternos de sol, que no pasen de moda y que combinen con todas nuestras prendas, sobre todo si te gusta mucho andar en el sol, ya que a como está la cosa, urge proteger nuestros ojos de los rayos UV. Al igual que los graduados, sólo adquiérelos si sabes que los vas a cuidar.

5. Reloj. Si ya llegaron hasta este artículo, significa que ya sabrán que el punto de comprar cosas de marca es que sean atemporales, necesarias y merecidas. Y un reloj es las tres. Opta por uno que sepas que usarás con la mayoría de tus outfits y que sea completamente tu estilo, sin llegar a convertirse en una tendencia pasajera como esos que son grandísimos, de colores llamativos o de plástico. Michael Kors, DKNY, Guess, son marcas no muy caras y de buena calidad.

6. Bolsos. ¿Les digo un secreto? No puedo comprar bolsos, es dificilísimo para mi comprar una bolsa, al precio que sea, no sé, zapatos los que sea hasta con guacamole, pero una bolsa es como si tuviera un campo magnético que no me permitiera acercarme. Sin embargo, he aprendido que invertir en un bolso clásico puede llegar a ser una inversión, literal, por ejemplo, comprar una bolsa chanel clásica y venderla como vintage puede aumentar su precio a más del 70%, mientras que comprar una Birkin genera menos riesgo que comprar oro. ¡¿Qué?! Yo por lo pronto no me compraré mi Chanel ni mi Birkin, pero ustedes tienen mi bendición rubia para hacerlo.

¿En qué otros productos de marcas de lujo es bueno invertir? Déjame tus comentarios en cualquiera de mis redes.

2 comentarios

  1. Desde que vi el título del post me interesó porque a veces me siento culpable si me doy uno que otro gustito, pero ya me di cuenta que no, sólo hay que saber en qué ahorrártelo y en qué sí gastarte unos centavitos más. Creo que en el punto que nunca me atrevo es en accesorios jajaja llámese lentes, joyería, bolsos, etc, etc. pero en el punto 1 y 2, estoy muy de acuerdo. 😀

    Muy buen post Argel <3 ¡me gustó mucho!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: