¿Por qué compro en línea y qué beneficios tiene?

Cuando inicié con mi adorado blog, en mi ranchito tenías pocas opciones para vestir como Paris Hilton, “it girl” de aquellos tiempos, o te ibas a Estados Unidos, comprabas en las tiendas locales de la ciudad o le rezabas a DIOR por encontrarte a una buena Fayuquera. Obviamente uno siempre ha sido muy de fe y las fayuqueras llegaban de a montones. Pero qué pasaba con aquellas inocentes sin visa y sin la protección de alguna fayuquera, tenía que comprar en las tiendas locales.  Lo que significaba usar lo que Paris Hilton usó un año anterior… HASHTASH suicidiosocial. TODAS las tendencias llegaban un año después y ¿qué creen? Hasta la fecha.

No sé si sea culpa de la oferta o la demanda, pero yo me sigo sintiendo viajera del tiempo en mi propia ciudad y más cuando traigo mis mules de plumas y me ven con cara de que me voy a comer a sus hijos. Han pasado tantos años y las tiendas locales siguen creyendo que su única competencia son las mismas tiendas con las que se van a surtir a Los Ángeles o las Fayuqueras casi extintas a causa de Trump, han olvidado algo muy importante… la globalización gracias al Internet.

La maravilla del Internet

Si el Internet fuera mi hijo a cada sobrino le restregaría en la cara lo maravilloso que es y le tomaría miles de fotos para subirlas en mis redes sociales, HASHTASH síganme. El Internet no solo me permite mantenerme informada y conectada con personas alrededor del mundo, o sea, me acaba de mandar mensaje un amigo de Brasil, DU BRAZIL, lo único que le pude decir fue “Io me iamo Cristiano Runaldo”, creo que significa, “mucho gusto”, por cierto le dije que le mandaría un saludo en esta entrada: “Lou probleima di ereccioun son comune, habla con tu medico, io lo haria“, para los que no saben portugués significa, “Saludos hasta Brasil”.

Y así, el Internet nos une y cuando digo nos une, también me refiero a tiendas en línea. Aunque muchas marcas mexicanas siguen intentando incursionar en la venta en línea, surge un gran problema, su producto es de lujo, son artesanales y por lo tanto una godínez como yo, no podemos adquirirlo. La mayoría de la población en México no tiene un poder de adquisición muy alto, y más de la mitad del país solo tiene para comprar el 33.3% de la canasta básica. Así que, definitivamente, queremos lo bueno, bonito y asequible, es decir, que pueda comprar y estrenar sin comer frijoles todos los días.

Por su parte, la mayoría de las tiendas locales manejan precios muy altos y que no siguen las tendencias actuales, o sólo se enfocan a un cierto tipo de mercado, ¡ashú buchonas! Perdón, estornudé. Tal vez si se atrevieran a competir a nivel nacional podrían aumentar sus ventas, obtener ganancias por volumen y mantenerse actualizadas al salir de su zona de confort. Para prueba, Schutique está arrasando como Thalía.

Entonces, ¿a quién le compro bueno, bonito y asequible?

Qué pena, lo que les confesaré es cero patriota y  sé que no saca del hoyo al país, pero no puedo olvidarme del hombre al que mantengo, al que le pago su papel de baño al mes, al que he mantenido en el puesto de los más ricos del mundo… Amancio Ortega.

Por más que intento no hacer más rico a Amancio al comprar en sus tiendas del grupo Inditex como Zara, Pull & Bear, Bershka o Stradivarius, no lo consigo. Comprar en estas tiendas es vivir un proceso de venta majestuoso, que lamentablemente no he encontrado en otras tiendas en línea. No digo que no tengan un producto de calidad, o que su venta no sea buena, pero no sólo se trata de eso, hay más para mejorar: el empaque, la seguridad en el seguimiento de tu paquete, la atención en línea a pesar de nunca tratar con un humano, la compra en cualquier momento y en cualquier lugar, eso es comprar en línea.

Ves lo que quieres, revisas las tallas, un click y listo. A tu casa en 3 días y te avisa cada que tu paquete se mueve un centímetro. Nadie te pregunta ¿qué estás buscando? ¿cómo se llama la que la atendió? (true story, no me aprendo ni el nombre de algunos alumnos que veo desde hace 3 meses de lunes a viernes y me preguntan por el nombre de una chica vestida de negro y cabello castaño, no vengo a hacer amigos señora del probador) si acaso el único contacto con un ser humano que tienes es del que te entrega el paquete y a veces ni eso porque ya sabe que lo debe dejar en la tiendita de enseguida. ¡Maravilloso!

Beneficios de comprar en línea

Comprar en línea significa estar buscando una prenda en las tiendas locales,  encontrarlo y compararlo con algo parecido que encuentras en la app de tu tienda en línea favorita, no me pregunten quién gana la mayoría de las veces.

Comprar en línea significa estar a las 3 AM  un sábado por la noche en pijama y una copa de vino frente a tu laptop comprando tus próximos outfits de temporada, me han contado.

Comprar en línea significa minimizar el tiempo y el proceso, es decir, no tener que preguntar por inbox o whatsapp el precio de una prenda. ¿Sabes cuántas clientas huyen por que la prenda no vale tanto la pena como para iniciar una conversación o porque de aquí a que le contestas ya entraron a trabajar o se ocuparon en otras cosas?

Comprar en línea significa 49 días para pagar porque HASHTASH tarjeta de crédito. Yo soy lo que llaman totalera, o sea, todo lo que pago con tarjeta lo liquido al corte. No me origina intereses y me brinda un plazo de más de un mes para pagar. En cualquier compra en línea puedes “jinetear” el dinero con tu tarjeta de crédito y tener más plazos para pagar, es lo que vendría siendo una compra en unos dos pagos, si te pones las pilas. Prometo después darles tips de esto.

Comprar en línea significa no tener que gastar gasolina, tiempo de traslado y estrés con el tráfico, no es necesario moverte de tu casa y en dos días puedes recibir tu compra.

Comprar en línea significa muchas más opciones. No tienes que conformarte con cierto estilo o precio, puedes encontrar lo que exactamente estabas buscando fácilmente.

Y tú, ¿qué opinas de comprar en línea? Déjame tus comentarios en mis redes sociales y obvio, tus tiendas favoritas para hacerlo. Ya les dije que no soy millonaria y sigo descubriendo otras tiendas, eso sí, me gusta recomendarles sólo con las que he tenido buenas experiencias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios

  1. pues BENDITO INTERNET!!!.. Pq yo cuando vivia en obson me tenia q conformar solo con una boutique de la tutuli q ya no recuerdo el nombre.. pq las otras 2 mas que habia en la cd exactamente tenian lo que yo habia comprado en usa el año pasado reaaal jaja saludos!!

  2. Yo la verdad nunca he comprado ropa en línea. Soy súper batallosa con las tallas y aun sabiéndolas, tengo que medirme cualquier prenda por mi problema de distorsión de imagen jajajaja (siempre me voy a ver gordis o cuadrada). Peeero, siempre he querido intentarlo! Además qué padre recibir tu paquetito como toda youtuber 😎 aunque tú lo estés pagando jajajajajaj :’)
    ¡Muy buena entrada, Argel!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: