Halloween: Yo sintiéndome Heidi Klum siempre

Me encanta Halloween, no sé si sea porque en mi otra vida fui Drag Queen, pero disfrazarme es lo M Á X I M O. Así sea la única persona disfrazada, cual Legally Blonde, no importa, yo no me agüito. Pero entre más crezco más me preocupo, porque aunque uno está igualita, los amigos chavorrucos nunca faltan y ya no quieren seguirte el rollo.

Quise casarme en Halloween para así celebrar mi aniversario y tener el pretexto perfecto, pero mi esposo adivino mis oscuras intenciones y no se hizo la machaca, mi próximo objetivo es tener un hijo en Octubre y así hacerle fiestas de disfraces SIEMPRE.  Ándale, como mamá que cumple sus sueños a través de sus hijos, si eso no funciona, mi última opción es ser supermodelo famosa como Heidi Klum y que grandes marcas me patrocinen mis fiestas anuales. O ya como último recurso , seguirme disfrazando sola y compartiendo mis disfraces en mi blog, yeiiii!!!!

No les voy a decir que mis disfraces son los más fabulosos del mundo, de hecho siempre los armo con algo que ya tenía, es mi momento Project Runway, Rupaul’s Drag Race y Face Off  todo en uno. Normalmente mis ideas son tan específicas y faranduleras que mi ranchito no tiene la menor idea de lo que voy disfrazada, pero  a mi que me importa el mar si perla soy.

Carrie. Siempre había tenido la intención de disfrazarme de Carrie, pero fue hasta un episodio de Rupaul’s Drag Race que me enamoré del tocado de uno de los participantes y de ahí me inspiré para mi disfraz. Con una diadema, un sombrero de unicel, periódico, engrudo, pintura roja , una cubetita de metal, brillos y lentejuelas, logré el momento épico de la cinta. Lo mejor es que la sangre nunca fue tan glamorosa.

Karl Lagerfeld. Recuerdo que en esos tiempos Lady Gaga se vistió de hombre para los VMA’s y dije, Halloween no será nada sexy, será en drag y qué mejor que ponerme en los zapatos del icónico diseñador de Chanel. Una blusa de olanes, un blazer de terciopelo, leggings negros, botas altas, un pedazo de tela simulando corbata, lentes, guanes de chola, cabello pintado de blanco y listo. Recuerdo que ese día solo una chica me reconoció, iba caminando por la calle y salió descalza de su cochera y me dijo, eres el diseñador de Chanel, lloramos juntas.

 

La primera Barbie.  Mi Barbie favorita siempre ha sido la primera Barbie creada, la rubia con el traje de baño blanco y negro. Celebrando los 50 años de la muñeca decidí rendirle tributo inspirándome en mi Barbie favorita. La foto no es de Halloween, porque ese día hasta la pony tail me hice.

 

Marilyn Monroe. Toda mujer tiene un momento en que es fan de Marilyn Monroe. En aquellos tiempos me encantaba toda ella. Creo que este ha sido el único disfraz al cual le he invertido, mandé a hacer el traje, un amigo de mi mamá me maquilló y hasta su peluca de Marisela me prestó para que yo pudiera ser la perfect Monroe. Esa noche me sentí como una verdadera reina gay.

Úrsula. Las princesas de Disney tal vez fueron mi hit de niña, pero entre más crecía más entendía a las villanas, ellas eran de carácter fuerte, trabajadoras, más que brujas eran mujeres que defendían lo suyo y por eso le rendí homenaje a mi favorita, Úrsula.

Miley. En cuanto la vi con sus pompis aguadas en los VMA’s supe que ese era mi disfraz de Halloween, nada, nada podría superar ese disfraz, ni la vampira sexy, ni la policía sexy, ni la prisionera sexy, ni la bruja sexy… ok, creo que ya me expliqué. Tenía lo chusco y slutty que según la biblia, Mean Girls, establece. Es un disfraz que odias o amas. Lo más cómico de la noche fue la parte de “do the tongue thing“, si te tomas fotos, la gente te dice “pero sacas la lengua, ¿eh?”, ¡obvio! si te disfrazas de Miley y no sacas la lengua, no fuiste Miley.

Tormenta. La verdad nunca he sido así super fan de los X-men. Pero cuando mi esposo me dijo, POR PRIMERA VEZ EN LA VIDA, que se quería disfrazar de Wolverine no podría desaprovechar mi momento HASHTASH cute couple costume. La verdad yo me quería disfrazar de Mystique, pero tengo mis límites y por límites me refiero a 4 tacos, 3 gorditas doña Tota, Pizza todos los viernes, 4 bolas de nieve cada jueves y un elote cada que voy al piolín.

Teacher Clarissa. El año pasado me entró la onda de lo viral, y  más que un personaje de película me disfracé de aquella maestra que despidieron de un colegio en mi ranchito por bailar reggeatón, ¿cómo no me podía sentir identificada con esa situación? Soy teacher y todo el mundo sabe que soy fan de Don Omar, así que en homenaje a aquella maestra y su spring break desenfrenado que hizo que mi jefe me preguntara si no era yo (#truestory)… me disfracé de la Teacher Clarissa. 

Y este año me disfrazaré de nada más y nada menos que…. ¡DENME IDEAS, AIUDAAAAA!

¿Les gustaron mis disfraces? ¿De qué se van a disfrazar ustedes para copiarme… digo porque me gusta Halloween?

 

2 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: