Cosas que NO hacen los buenos vecinos

Y a mucha honra, tan, tan, tan… la rubia del barrio soy. Así es amigos, soy de colonia rústica desde que nací, vivo en el lado oscuro, en el lado donde si eres fresa tu papá te prohíbe ir, si esto fuera el rey león viviría un poquito antes del lugar donde las hienas casi se comen a Simba. Ándale, ese lugar donde el servicio a domicilio se cobra a 10 pesos más.

Pero no me avergüenzo, la verdad mi pequeña cajita de zapatos es mi espacio, mi libertad, donde puedo andar con chongo y camiseta de aquel político que ilusamente creyó que votaría por él por darme una camiseta, b*tch please. Un lugar precioso, un oasis con internet, al que llamo, mi hogar o el lugar donde tengo mi ropa y al Augusto, pero es casi lo mismo.

Sin embargo, a pesar de la belleza del mundo dentro de tu casa, parece ser que siempre es a ti, a quien le tocan los peores vecinos. Parece que DIOR te trajo al mundo y dijo, ya es bonita, es rubia, cuerpazo (aunque sea en su mente), inteligente, necesita algo para que sufra, ponle una doña pelos al lado. O sea, pudo haber sido ese vecino perfecto que nunca ves y cuando te lo topas corre a su carro para no tener que cruzar palabra contigo, pero no, el destino trajo consigo a doña pelos.

Como sé que no soy la única que no vive en mansión con muros como el que Trump quiere poner… qué triste, acabo de comprender que somos la doña pelos de Estados Unidos; te daré algunas sugerencias que puedes imprimir y poner por todo el vecindario, y por eso me refiero a una manta que cubra la pared de tu casa, para que tus malos vecinos entiendan como se comporta un vecino perfecto.

  1. Un buen vecino NO saca la basura antes del día que le toca, no sé si sabrán pero cada colonia tiene días de cuándo pasa la basura. Ese día, se pone en bolsas negras para que la recojan.
  2. Un buen vecino NO tiene a sus perros afuera, porque ese animalito corre por toda la cuadra, deja sus regalos en los jardines de otros vecinos y abre las bolsas de basura.
  3. Un buen vecino NO mata animales, cuídense de los viejitos, una cosa es que te molesten los perritos, pero no es su culpa, es culpa del naco de su dueño,  a ese dale salchichas pasadas.
  4. Un buen vecino cuida a sus niños. Y con cuidar me refiero a que procura que no jueguen afuera sin supervisión, porque luego se atraviesan entre los carros y azotan con su pelota de futbol la puerta de su vecina.
  5. Un buen vecino NO estaciona su carro tapando cochera, o al ras de la entrada.
  6. Un buen vecino no espía a sus vecinos.
  7. Un buen vecino no tiene música a todo volumen, nunca.
  8. Un buen vecino no quema basura en medio de la calle, OMG! Una historia real.
  9. Un buen vecino camina por la banqueta y no por la calle.
  10. Un buen vecino te ayuda a buscar a tu gato y no se burla de que gritas como Pedro Infante…¡Torito!
  11. Un buen vecino NO pisa con tacones si vive en un edificio y trata de tener alfombra.
  12. Un buen vecino mantiene limpia su área. Super guilty aún me rehúso a barrer mi casa de frente como doña, pero si conocen algún cholo bara bara que limpie, mándenmelo.
  13. Un buen vecino NO es acumulador. ¡Qué horror! Las ratas existen y no solo en New York.
  14. Un buen vecino solo trata temas del vecindario en los grupos de Whatsapp, no comparte memes, a nadie le interesan, ya los vi, tengo otras redes sociales, gracias.
  15. Un buen vecino es solidario y te ayudará cuando estés teniendo problemas.
  16. Un buen vecino es amable y respetuoso.

Quiero que me digan que otros puntos se les ocurren y gracias a mis rubiecitos que me mandan sus servilletas con peticiones que me inspiran a ser de estos Miércoles de tips una realidad, no tengan miedo y mándenme sus recaditos, ya saben que lo que no me se, lo invento, no es cierto, I Google it, b*tch!

#esqueyolosamo

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: