¿Por qué nos comparamos con los demás?

Hay una frase en inglés que me encanta “The grass is always greener on the other side” y es algo muy común en nuestra vida, siempre nos fijamos en lo bien que le va a alguien y en vez de sentirnos felices por él u orgullosos la envidia aparece.

Tal vez no sea una envidia intencional, con coraje y mala vibra,  pero aún así en tu mente aparecen esos pensamientos de deseo por lo que otros tienen y tú no.

Por si fuera poco, las redes sociales suelen aumentar nuestro nivel de inconformidad con la vida, al ver publicaciones donde todo el mundo parece pasarla mucho mejor que nosotros.

Pero, ¿cuántos de nosotros estamos dispuestos a sacrificar nuestra vida por un viaje, dinero u amor? Recuerda que no todo lo que brilla es oro.

Desearía irme de viaje como equis persona

Sí, obvio. Viajar es maravilloso, pero ¿estás dispuesto a no tener tu carro funcionando a totalidad,  esa casa a tu nombre, ese clóset de ensueño o ese trabajo que te genera un salario estable? Como te digo, viajar es maravilloso, pero cuesta. Y muchas personas deciden poner en segundo plano sus salarios estables, su carro, su casa o incluso sus salidas los fines de semana o compras de nueva temporada sólo por hacer el viaje de sus sueños. Y qué me dices de a quienes les pagan por viajar. ¿En verdad quieres mantener una actitud de felicidad, salud y estabilidad emocional aunque no puedas ver a tu familia o puedas enfermarte porque te han pagado por meterte a nadar con delfines o peor no poder expresar que te sientes triste sin ser juzgado por todo el mundo de que estás viviendo la mejor vida? Puede que no parezca terrible, pero lo es.

Desearía tener (inserte algo material) como equis persona

Aunque nos duela debemos entender que todos somos diferentes y nuestros ingresos también lo son. Puede que tengas un super trabajo con un gran sueldo, o que tus papás sean muy pudientes, o a tu pareja le vaya muy bien, o tengas para tus chicles, o ya simplemente traes las tarjetas al tope. Cada quien gasta su dinero como quiere y sólo esa persona sabrá en lo que está metido. Además, ¿estás seguro que necesitas ese iPhone 8? Ni siquiera puedes darle regresar, pero que en tu selfie salga una manzana tiene más caché. La verdad es que todo es parte de las redes sociales, si todos lo traen debe ser bueno, pero la realidad es que hay otros celulares en el mercado que pueden brindarte mejor desempeño, pero el marketing a funcionado con Apple. ¿En serio quieres algo que todos tienen, sólo por pertenecer?

Desearía verme como equis persona

¿Ya viste a tus papás? Me imagino que ninguno es un rockstar británico ni una super modelo de los 80’s. La genética abunda en nuestro ser. Además, ¿cuántos estamos dispuestos a levantarnos a las 5 am, correr, ir al gimnasio tres horas y mantenernos en una dieta rigurosa que nos impida volver a comer una hamburguesa en 10 años? Por el momento, yo no, y desear tener ese cuerpo es sinónimo de desear levantarme a las 5 am y pasar mi día en el gym. Si no estás dispuesto a hacerlo, no vale la pena ni desearlo.

Desearía ser como equis persona 

Solo uno sabe cómo es en realidad su mundo y lo que quiere que los demás vean de él. Tu puedes ver a tu amiga felizmente casada, o a tu prima viajando por el mundo, o a tu vecina con los mejores hijos del mundo, pero nadie sabe lo que hay detrás de esa sonrisa y esas fotos en redes sociales. Muchas bloggers han aceptado vivir depresión y tener que estar felices en sus cuentas de Instagram, porque les pagan por serlo. Cantantes, actores, influencers, amigos, familiares y conocidos todos son humanos, que cometen errores, que son amados y a veces no, que se ponen tristes, lloran y se estriñen.

Desearía ser tan exitoso como equis persona

Yo soy culpable de esta, y siempre estoy en constante recordatorio de que todo tiene un inicio. El éxito no es regalado, ni aunque seas hermana de las Kardashian, bien puedes ser gris como Rob o triunfar como Kylie (qué triste mi referencia jajaja). Tú tienes que trabajar para lograrlo. Ve a esa persona que te inspira, que está teniendo éxito, ¿qué hizo diferente a ti? Calidad, marketing, carisma, originalidad, puede ser su timing y el tuyo, pero lo que sí te digo es que salgas de tu zona de confort, te exijas ser mejor que lo que fuiste ayer, tengas constancia y aprendas de los fracasos, el éxito no es un camino cubierto de rosas.

¿Qué debo hacer para dejar las comparaciones?

Estar consciente de que lo haces, cuando te surja ese pensamiento ten presente el por qué lo estás haciendo y trata de pensar si en realidad tienes el deseo y lo que implica llevarlo a cabo, ¿estás dispuesto? Otra opción es dejar de seguir a aquellos que te provocan esos que crean ese impacto en tu vida, busca a quienes te inspiren y te motiven a sacar lo mejor de ti mismo.

 

 

Mi outfit:

Vestidito : H&M

Sandalias de terciopelo: Zara

Mil gracias a mi equipochocorrol, Diana Austin, por mis fotitos. 💖

¿Te gustó el artículo? Compartelo para que seamos más rubiecitos. #esqueyolosamo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: