Rubia pero no p…ueblerina.

Si hay algo que mi familia, amigos y rubiecitos me comentan es el por qué no he escrito de “X” tema, y cuando me refiero a X es por ESXCÁNDALAAAA. Ya saben esos temas que causan controversia, que te salen del verb vomit y que casi nadie escribe al respecto y de los cuales yo soy fans y cada caída de casa me salen del alma y explota la bomba. Escribir de temas escandalosos, o que crean mucha controversia, como los clásicos religión, política, sexo, género, empresas multinivel o la flor de la abundancia suelen evitarse en el mundo blogger, por el simple hecho de que no es instagrameable.

Y es que sí es bien sabido la mayoría de las personas siguen a algún influncer porque los inspira, porque los aleja de la realidad y les muestra un mundo al cual muchos aspiran, pero al que no todos llegan. En lo personal, yo digo que cada influencer tiene todo el derecho de mantener su línea editorial o su contenido coherente a su marca, a la identidad que quieren tener como imagen de su propia empresa.  Sin embargo, en estos tiempos creo que ya existen demasiadas personas viviendo en mundos de fantasía y muchos jóvenes están perdiendo la realidad de las cosas o el interés por temas que en un momento en la vida tienes que afrontarlos, como para mantenerte al margen en ciertas situaciones.

Por esa razón les pedí a mis rubiecitos me enviaran cartitas en servilleta porque quiero ser la próxima Silvia Pinal, sí, mi mayor objetivo es convertirme en un meme para marcianitos en el futuro. Les pedí que me mandaran preguntas, dudas o temas con los que yo pudiera apoyarlos, ya saben que aquí lo que no me se, lo invento, pero de que habrá respuesta, habrá. Aunque muchos me dejaron en visto, pero equis el karma se las cobrará el fin de semana que anden buscando a su peor es nada y tomen!! ni los van a pelar sorry, hablo mi inner Maléfica,  tengo rubiecitos que sí encontrarán el amor de su vida, la riqueza y su marido jamás trabajará al lado de una mujer rubia que se lo esté sonsacando, porque sí me contestaron y me mandaron cartitas de amors pidiéndome hablara de algunos temas.

Yo al principio me sentía como Andy de Cómo perder a un hombre en 10 días, que por cierto es mi película romántica flick chick favorita, apréndanselo porque será pregunta de examen, cuando le dice la jefa, “tienes libertad de escribir de lo que sea” y Andy quiere hablar de la hambruna.  La jefa la detiene y le dice, “pérame tantito mamacita, aquí la que truena soy yo, y si te digo libertad de hablar de lo que sea, me refiero a zapatos, bolsos, rÍmel, no de lo que sea lo que sea, ¿me comprendes mendez?” Ufffa!!! Si yo para traductora sería un hit. El punto es que eso le dijo en palabras rústicas y yo así estaba, pensé que ustedes me dirían, queremos saber dónde comprar zapatos de maestra (tacón bajito), o ¿eres vedette o Ninel Conde? Descúbrelo, o mi favorita del momento, ¿Para qué quieres un SugarDaddy si puedes ser una SugarMamma? Pero no, me sentí tan orgullosa de que muchos lo que querían eran temas recuachalangamitotes, esos temas que buscan una opinión, un punto de vista y yo no podría estar más agradecida de tener a estos rubiecitos a mi lado.  coff, coff! Obvio el de vedette y suggar mamma también viene próximamente.

Y con esta larga introducción inauguro la nueva sección: Rubia pero no P…ueblerina. Donde les daré mis puntos de vista sobre temas esXcándala, así que prepárense cada jueves con vinito, celular con pila y labio apretado cual doña juzgando que nos pondremos a debatir con cada tema que se presente en la table… mesa, ¿ven si aquí también aprenden inglés? “Reímos nos abrazamos y todos contentos nos vamos, ¿te parece?”. No, no, no, es que no puedo esperar al próximo jueves, se escucharán canciones de la bunker de las mega de-de-de-dicadas que podrán hacer.

Los quiero mis rubiecitos, nos vemos al próximo post.

 

 

1 comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: