Mi cabello lavanda significa que mi barrio me respalda

“Mientras mi menta viaja a donde tú estás, mi padre grita otra vez que malgasto mi futuro y su paz, con mi manera de ser… Y soy rebelde”

– Anahí y autotune de Poncho Herrera

Yo sé que aunque lo nieguen, mis ganchos con frases de RBD los motivaron a seguir leyendo. Eso o que me imaginaron como la chola de las gafas, de cualquier manera,¿qué creen? Ya tengo veintiséis… aush, ¡justo en la pobreza!

Pero estoy harta de los post que te cuentan lo que nadie nunca te dijo en la vida que pasaría a tus 21,22,23,24,25,  26, porque ninguno le atina, obvio los comparten aquellas que dicen neta que sí pasa, pero yo no, porque nadie escribió que cuando comprara el boleto para ver Cincuenta Sombras la chica del cine no me pediría mi ID, o sea, ¿qué le pasa? Todavía los de la puerta del antro que dejaron entrar a mi papá todo embotado y no le pidieron ID (sí, señores, una vez fui al antro con mis padres y me divertí), pero ¿yo? ¿Cómo sabe que no tengo 15 años? No respondan.

Como me entró el candil sobre mi edad, hice lo que cualquier señor cuarentón andropáusico haría: me compré una moto y me fui a dar la vuelta a la cuadra, ok no, saqué el tinte lavanda y me lo restregué en las mechas mientras rezaba, que sea lo que DIOR quiera.

Acepto que fue un arrebato, ya me lo había teñido morado antes, pero digamos que ahora soy maestra de casi 500 adolescentes que automáticamente me imaginaron con un tramp stamp y partying hardcore all night long, “oye teacher, ¿y tienes tatuajes?”. Juro que preferí decir que había usado el mentado shampoo matizador, pero me lo dejé más tiempo del necesario, “ah sí, como mi abuelita” #traz. Toda esa semana anduve con el cabello recogido porque me avergonzaba de mi YOLO del fin se semana que quiso combinar su cabello tono pastel con su vestido azul de quinceañera.

Pero ahora, con una lavada para que el tono lila se salga  por completo me digo, ¿por qué no puedo traer mi cabello yolo swag lila siendo maestra de veinitantos?

Lo acepto, siempre he sido locona con mi cabello, sobre todo cuando quería ser rubia natural en mis tiempos universitarios, recuerdo una maestra de administración que me dijo que cuando entrara al mundo laboral no habría rubias, porque no es algo profesional… Oops Hilary, creo que todos te ven como una bomba sexy.

Gracias a DIOR el mundo vio Legalmente Rubia (porque hubo un antes y un después de esa película, sí, ajá )y se dio cuenta que traer mechones dorados cual rayos del sol no debe importar en la vida laboral de las mujeres. Y ahora vemos a empresarias, políticas, emprendedoras y líderes sociales portando su melena rubia cual Pamela Anderson en Baywatch.

Pero ahora que el mundo se ha olvidado de las rubias poco profesionales, llega la tendencia de los tonos pastel y lo arruina todo. No creo ser la única que sueña con traer el cabello de troll, pero tan solo imaginarnos las caras de las doñas Chayanne (porque sabes que eres doña cuando te gusta Chayanne) juzgando nuestra capacidad como profesionistas por un momento de debilidad con un tinte morado nos desanima al instante.  La realidad es que aunque el cabello teñido en tonos exóticos nació de la mano del punk, hoy en día, más que enmarcar un pensamiento revolucionario, el tono del cabello es simplemente eso: un tono.  Y por ello, mentes creativas como editores, fotógrafos, diseñadores y otros profesionistas que se desenvuelven en mundos laborales más abiertos con la apariencia personal, no dudan en ir a la oficina con cabello azul, rojo, rosa, verde o lo que se les antoje.

Creo fielmente que sin importar si eres secretaria, abogada o hasta maestra, tú eres dueña de tu cuerpo y tienes derecho a mostrarte al mundo como tú quieras, incluyendo unas mechas rosas pastel en tu melena de Godínez, eso sí,  siempre y cuando mantengamos el estilo profesional y nos alejemos por completo del cliché Avril Lavigne.

Así que si quieres experimentar un poco con los colores, pero, así como yo, te encuentras trabajando en un lugar conservador te recomiendo:

  • Utilizar tonos pastel.
  • No teñir todo tu cabello, mejor aplica algunas luces.
  • Aplícalo, de preferencia, los fines de semana, ya que el color irá perdiendo intensidad con las lavadas, así disfrutarás tu tono intenso el día que no trabajes y podrás mostrarlo con orgullo.
  • Y Mantener tu estilo lo más elegante posible.

 

NYFW FW14 Street Style pink hair2 pink hair nicole hair hair rainbow hair grey

 

¿Y a mi cómo me quedó?

color

Y ustedes, ¿qué opinan? ¿qué las limita a teñirse el cabello arcoíris? Cuéntenme en cualquiera de mis redes sociales y síganme:

FACEBOOK . TWITTER . PINTEREST . INSTAGRAM . BLOGLOVIN’, ASK

Signature

 

No hay comentarios

  1. Recuerdo cuando me pinte las puntas rosas<3, darte el gusto de pintarte el cabello de tu color soñado, es de las mejores cosas que podemos hacer*-*
    Me encanto tu cabello, yo sigo con mi espinita del pelo de colores, pero en mi trabajo si me corren :(((

    1. En vacaciones Cristina, estaba leyendo a Dear Milano que una de las cosas que impulsó a su blog fue su cabello de colores. Todos sueñan en traer el cabello de arcoíris pero poco se atreven, adiós al tabú.

  2. Creo que el miedo de todos nosotros veinti…tantos añeros, es precisamente ese, te ven mal en el trabajo y no que esté mal, pero aún así lo hacen y por eso solemos no atrevernos, creo que aprovecharé y me lo teñiré de algún color llamativo ahora que puedo y tengo ganas desde hace un tiempo, por cierto, se te ve muy bien.

  3. A mi me gusta como te quedaron tus mechas lilas!
    Yo también teñí mi cabello con tonos fantasía y lo ame ! El problema es que duran muy poco, pero la experiencia es GE-NI-AL !
    Trabajo en la industria farmacéutica y he de decir que al igual que tu , algunos días entre semana sentía algo de vergüenza ante la mirada de la gente jaja . pero la verdad al mismo tiempo se siente bien ser el foco de las mirada👍
    Ahora volví al rubio, pero claro que si algo alocado vuelve a salir, lo usare ! Hay que atreverse ! Las mujeres ahora somos diferentes y hacer cambios en nuestro look nos da el poder sobre nosotras mismas y se convierte en un pequeño triunfo que después podemos trasladar hacia otros ámbitos 😉

    1. Amé de aquí a la luna en bici tu comentario, está genial. Así deberíamos haber más mujeres, lamentablemente en mi trabajo sobresalí un poquitín y otras maestras tuvieron conflicto con mis pelos lilas jajaja equis ya se me habían deslavado, pero por sí o por no, los veo en fines de semana y vacaciones xD Gracias por tu comentario ;**

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: