Boom! He took out the ring

Hace días me hice la promesa de que a partir de diciembre volvería a mis andandas de escribir a diario en mi blog, lamentablemente no contaba con mi astucia, y de todos las tangas coloridas, cepillos de dientes y otras cosas que uno suele olvidar cuando viaja, me di el lujo de olvidar lo más importante…  teñirme el pelo, digo… mi laptop. Ahora me encuentro a horas de mi hogar, con un cabello duvalín, en un país cuyos habitantes te dan el pase en cuanto te ven pisando la banqueta, o sea WTF? Me hacen sentir mal conmigo misma, yo que siempre trato de ganarles el pase a la viejita que quiere cruzar la calle, en fin, aquí estoy escribiendo desde mi celular mientras mis compañeros me ven con cara de “antisocial bitch “.Pero es que me gana el chisme y tengo varias cositas que contarles.

Primeramente, estoy en los United States y sufro como precious porque los teclados no tienen acentos, lo intenté, juro que intenté moverle pero es too much technology for me, ¿ven que ya soy gringa? La razon de que estoy living la vida gringa es que me gane una beca para estudiar en English. Actualmente estoy en Phoenix viviendo la experiencia de collegue girl o como yo le llamo, ir diario a los malls y lamer los aparadores. Durante mi corta estancia aquí y para mi gran sorpresa… I GOT ENGAGED!!! OMG, OMG, OMG!

Les cuento rápido porque se que les recuachalanga el mitote y también porque eso de contarle a cada tía que me pregunte me dejará sin voz para Año Nuevo, les juro que esto lo hago con la menor intencion de parecer doña recien parida tomando fotos de sus hijos:

Mi novio me trajo a Phoenix y después de acompañarme y hacer algunas compras se regresaría a mi ranchito para que yo, sola con mi soledad, me aplicara en los estudios. El viernes pasado me envió un whatsapp o whasap, para que me entiendan mis tías, diciendome que mi cuñado pasaría por Phoenix, que a él y a su familia les gustaría invitarme a cenar por lo que en 20 minutos llegarían por mi. Medio me di una manita de gato y salí al estacionamiento donde me esperaba mi cuñado y su familia, pero ¡OH sorpresa! no era mi cuñado, era mi novio, que como soy super irresistible, no pudo separarse de mi y decidió quedarse conmigo durante mi estancia. Yo en ese punto me perdí en mi cara de fan de Beyonce, en serio, estaba más feliz que en mi cumpleaños porque se quedaría conmigo.

Me invitó a cenar a The Cheescake Factory, que no luce para nada como en The Big Bang Theory, es muy nice y por fin vi a gringas con rulos , super maquilladas, y no como fodongamente andan. Nos sentamos uno frente al otro y ordenamos comida. Comimos y mientras traían el postre mi novio comenzó a decirme lo mucho que me amaba, lo imporante que era para su vida, que parecía tener”novitis” porque no se imaginaba ni un segundo sin mi, me dijo que se acercaría para darme un beso y al momento que rodeo la mesa, “Boom! He took out the ring!”. Volteé a mi izquierda y lo primero que veo es al hombre con el cual he pasado casi siete años llenos de  momentos especiales, que me hizo comprender que el amor va más allá del enamoramiento de los cuentos de hadas, una persona con  virtudes y defectos que lo hacen único e ideal para mi y al que amo en todos los sentidos, arrodillado y pidiéndome que me casara con él.

A pesar de todas mis momentos de práctica, todos los videos de compromiso que estudié para hacer la mejor expresion de bride-to-be y mi OMG, OMG, OMG! Lo único que me salieron fueron lágrimas de felicidad porque como siempre les digo #esqueyoloamo.

10750306_10152500194882727_7169444131012879295_o

10333275_10152500194952727_5253222093402011381_o

DSC_0007

DSC_0010

DSC_0019
Vestido y loafers, Forever 21; Bolso, Guess.

 Signature

No hay comentarios

  1. :O ¡Felicidades, Argel! Una nueva etapa bonita está por venir :,) Deberías hacer un reality donde muestres tu camino a la boda. Algo así como “Keeping Up With Argel&Her Esposo” (Para que suenes pocha).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: